¡Nos encantan los juegos cooperativos!

Esta Navidad, ¡privilegia los juegos cooperativos! Aprender a cooperar es esencial para mejorar las relaciones sociales y la comprensión del otro y la adquisición de importantes valores morales.  El juego cooperativo es una alternativa a los juegos competitivos, especialmente para los niños que reaccionan mal a la presión o que se niegan a jugar por miedo a perder.  Los jugadores son aliados, no oponentes: ¡todos ganan y pierden juntos!