Proyecto de verano: creamos un rincón sensorial

El verano es más largo, el momento se aprovecha más y los niños pueden experimentar nuevas actividades y sensaciones. Es la ocasión ideal para crear un rincón sensorial, un espacio de descubrimiento, de bienestar y sin trabas que les permita tomar conciencia de sus diferentes sentidos. Los beneficios de los rincones sensoriales son numerosos porque además de despertar la curiosidad y los sentidos, permite a los niños desarrollar el vocabulario sensorial, nombrar lo que es duro, dulce, áspero, suave, frío... En esta selección encontrará todo lo necesario para configurar este rincón sensorial.