¿Y si nos tomamos las cosas con calma?

¿Y si incorporas un poco de Slow pedagogía en tu hogar? La Pedagogía Slow no es un método, es más bien un enfoque, una mentalidad que adoptamos. Aquí, "lento" no significa lento, sino más bien centrarse en el tiempo, en la simplicidad y en el juego al aire libre. Para entenderlo, se trata de enseñar a tu hijo a través de la experimentación y el placer.

En esta selección, descubre los juegos y juguetes para implementar la Pedagogía Slow con tu hijo.