¡Una bandeja sensorial para Navidad!



¡ Es la temporada de las actividades sensoriales sobre la temática de Navidad! 
Aquí, mezclamos piñas, cintas de Navidad, nuestras pelotas "nieve" y el musgo encontrado en el bosque para el sentido táctil, las piñas para el olfato, los cubos de colores y el espejo para el sentido visual, así como las nueces, los cascabeles... para el sentido auditivo.

Las bandejas sensoriales pueden usarse en casa, pero también en clase, o en las guarderías infantiles porque permiten trabajar naturalmente la motricidad fina. 

El niño se implicará más en esta exploración si juegas con él en el descubrimiento, proponiéndole por ejemplo hacer la selección (número de piñas, clasificación de la más pequeña al más grande, etc.). Esto inicia el aprendizaje de las matemáticas con la enumeración y las dimensiones.

Esta bandeja sensorial puede ser utilizada con niños de todas las edades, siempre acompañados por un adulto. 

Para realizar esta actividad, necesitas: 

- Una bandeja sensorial: la bandeja de plásticol, la bandeja espejo efecto madera, la bandeja descubrimiento de madera, o la gran bandeja de exploración
- Las bolas de nieve
Los cubos translúcidoslos cubos espejos
Bastón de cascabeles
- Cintas y guirnaldas de Navidad
- Objetos de la naturaleza recogidas en bosque: piña, bellotas, musgo... 
- Objetos de casa:canela, estrellas de anís, lentejuelas... 
- Fideos o granos de arroz coloreado, perlas de agua...






La elección de la bandeja tendrá una incidencia en la utilización: con una bandeja espejo, el niño se interrogará sobre el reflejo de los objetos que va a manipular dentro de la bandeja. Verá no sólo la parte superior del objeto, sino también el fondo, permitiéndole tener una visión de conjunto a cada manipulación. El niño más pequeño, menos de 15 meses, va a pensar que es otra persona en el reflejo de este espejo. Buscará entonces los objetos detrás del espejo. Comprenderá poco a poco que se trata sólo de su propio reflejo.





La bandeja sensorial para Navidad es una actividad divertida que permite a los niños explorar todos los objetos que se encuentran dentro. El juego puede ser guiado o libre, y el niño descubrirá nuevas materias, texturas y olores enriqueciendo su vocabulario. La bandeja sensorial también favorece el desarrollo de la motricidad fina con añadido del kit motricidad fina que puede ser utilizada para coger, recoger y pasar  objetos. Un modo lúdico de provocar gestos precisos divirtiéndose: prensión en pinza, agilidad / fuerza de los dedos, coordinación para la utilización de tijeras, la coordinación ojo-mano …

¡No te lo pierdas!



Añadir todos los productos de la actividad Añadir todos los productos de la actividad