Estas bandejas para la autorregulación han sido pensadas para que el niño pueda aprender a anticipar y gestionar sus propias emociones de manera autónoma.

 

Tanto si el niño está triste, cansado o simplemente todo le molesta, en estas bandejas encontrará todo lo necesario para cada uno de estos estados emocionales. En ellas pondremos objetos, juguetes y materiales adaptados a las necesidades y gustos del niño para así fomentar su uso.

 

En este sentido, es esencial observar con atención el niño en su día a día para así identificar qué objetos consiguen calmarle (como un mordedor, o un osito de peluche). Una vez identificados podrás introducirlos en la bandeja que corresponda, pudiendo siempre cambiarlos por otros si fuese necesario. 

 

Para realizar estas cajas necesitarás:
★ Los archivos descargables gratis (haz clic sobre la frase para descargar): las etiquetas que van en el lateral de las bandejas, las etiquetas con pictogramas que van encima de las bandejas, y el tablero de las emociones.
★ Pictogramas de ARASAAC 
Fidgets o juguetes antiestrés adaptados según las necesidades sensoriales del niño
★ Tijeras
★ Velcro autoadhesivo
★ La plastificadora Estación Creativa Xyron

★ Bandejas opacas o transparentes lo suficientemente grandes para poner los objetos dentro

La bandeja de "Para cuando no estoy bien"

A veces los niños, y los adultos también, tienen la sensación de que algo no va bien pero no saben describir exactamente el por qué. No están bien y ya está, no hay más explicación. Así que para esos momentos de "no estoy bien y no sé lo que me pasa pero quiero estar mejor" hemos añadido en esta bandeja los siguientes materiales:

 

 

Estos son los objetos que nosotros hemos añadido en la bandeja, pero tú puedes escoger cosas del día a día del niño, o incluso personalizar tarjetas con frases como "un abrazo con mamá".

La bandeja de "Para cuando estoy cansado"

Esta bandeja es ideal para cuando el niño llega del colegio, del parque, de alguna actividad intensa como la natación o simplemente para cuando está cansado:

 

  • el suave y simpático peluche Snoozy, ideal para inventar bonitas historias antes de ir a dormir
  • la lamparilla cielo estrellado para ambientar la habitación y fomentar la relajación y el sueño
  • la mariquita masajeadora, una manera simpática de destensar los músculos y relajar el cuerpo del niño mientras, por ejemplo, explicas el recorrido que la mariquita va siguiendo a lo largo de las distintas partes del cuerpo del niño
  • el cojín para la nuca calentable con lastre, pensado para la autorregulación y para relajarse antes de acostarse 


Como hemos comentado en la anterior bandeja, ésta también puedes personalizarla según las necesidades y gustos del niño. Puedes, por ejemplo, crear una tarjeta que diga "una canción de papá". Recuerda que puedes acompañar y fomentar la relajación del niño dándole un toque de imaginación a los objetos. Por ejemplo: con la lamparilla, podéis acostaros los dos en la cama y buscar la estrella que más brilla, o la que más le guste al niño...

La bandeja de "Para cuando todo me molesta"

Algunos niños, como los niños con autismo, son altamente sensibles a los estímulos exteriores como el ruido, las sorpresas, según qué tipos de ropa, etc. En esta bandeja añadiremos materiales para menguar la sobre estimulación:

 

  • la simpática serpiente propioceptiva para estimular el sistema propioceptivo y aportar bienestar al niño
  • el casco anti ruido ideal para aislarse de los molestos ruidos del exterior y así permitir al niño retomar el control de su cuerpo, tranquilizarse y concentrarse
  • el fidget de la salamanquesa pequeña para aportar calma y sosiego vaya donde vaya
  • una colcha con lastre para canalizar el estrés, regular la conducta, facilitar la atención, calmar y estimular el sistema propioceptivo
  • el lagarto verde, más grande que la salamanquesa, este peluche con lastre está pensado para que el niño apacigüe sus deseos incontrolables de movimiento de manera lúdica

Algunas otras ideas para llenar esta bandeja es esta vez con una tarjeta que diga "beber un gran vaso de agua", ya que la falta de hidratación puede aumentar el nivel de cortisol, así que para los niños con ansiedad es importante beber frecuentemente agua.

 

Otra tarjeta que puede ser interesante es una que diga "Respirar profundamente", ya que aprender las técnicas de la respiración permitirá una mejor gestión de los momentos de estrés. Una forma divertida de hacerlo es pidiendo al niño que se estire boca arriba en el suelo, a continuación colocamos un peluche suave sobre su vientre o su pecho para que así observe él mismo como el peluche sube y baja con su respiración.

La bandeja de "Para cuando estoy triste"

Con esta bandeja el niño aprenderá a gestionar mejor su tristeza y a comprender de dónde proviene mientras recupera su sonrisa gracias a los distintos materiales que se encuentran en el interior:

  • con las marionetas de las expresiones estableceremos un diálogo con el niño para que así comprenda las causas de su tristeza y si ésta está justificada o no 
  • el muñeco de las emociones permitirá al niño expresar fácilmente sus emociones para que así los demás comprendan cómo se siente
  • las marionetas de dedo con ojos tienen un aspecto que le sacará al niño más de una sonrisa mientras imita con sus manos algunos animales o expresiones faciales, por ejemplo
  • los juguetes con manecilla cobran vida cuando giramos la manecilla, verás como a el niño le encanta observar estos pequeños personajes en movimiento

Del mismo modo que con las anteriores, en esta caja puedes poner cualquier objeto de la vida diaria del niño que sepas que le hacen reír o que le recuerdan un momento gracioso que habéis vivido juntos. Esto puedes hacerlo escribiendo en una tarjeta una situación graciosa de la que os acordéis como por ejemplo "Te acuerdas de ese día en el parque en el que tu hermano...?".

¿Pero cómo se utilizan estas bandejas para la autorregulación?

Si el niño puede, deja las bandejas a su alcance para que cuando esté triste, cansado, etc. sea él mismo quién se dirija hacia la caja que le corresponda, de esta manera fomentarás su autonomía. Sin embargo, asegúrate siempre de que las utiliza correctamente.

 

Otra alternativa es descargar e imprimir el tablero de esta actividad. Este contiene tres frases: "Cuando me siento", "Necesito la bandeja" y "Y entonces me siento...". A la derecha de cada frase se encuentra un espacio vacío que se debe rellenar con el pictograma que mejor represente el texto que falta para completar la frase. Así que antes de ofrecer las bandejas al niño, siéntate a su lado y hablad de sus sentimientos, de cómo se siente... 

 

Puedes aprovechar este momento para animarle y decirle que va a lograr gestionar sus emociones. También puedes ponerle un ejemplo de cómo lo haces tú para gestionar tus propias emociones.

 

A continuación dale las bandejas y explícale lo que hay dentro de cada una de ellas, para qué sirve y cómo se utilizan. Recuérdale también que puede cambiar de objeto cuando quiera hasta encontrar uno que le tranquilice y relaje.

 

Ahora ya puedes presentarle el tablero y los pictogramas para que escoja el que crea que mejor se adapta a la situación. Para empezar rellenadlo juntos, y poco a poco ve dándole más autonomía en la medida de lo posible.

Reseau Sociaux hoptoys hashtag


Añadir todos los productos de la actividad Añadir todos los productos de la actividad