Cesta descubrimiento: materias y sensaciones 

La cesta sensorial de descubrimiento sobre la temática materias y sensaciones es una cesta de descubrimiento que les permitirá a los niños como a los  más grande tocar, sentir, y observar la materia que constituye los objetos. Los sentidos son estimulados gracias a las sensaciones múltiples de los objetos que hay que coger, sea en la cesta o en el agua para otras sensaciones diferentes : suave, áspero, tupido, rugoso, punzante... El sentido del tacto a tope. Desde 6 meses, las cestas de descubrimiento pueden ser propuestas, sin embargo atención: hay que poner objetos, juegos y juguetes adaptados a la edad de los niños. La actividad debe desde realizarse acompañada y al cuidado de un adulto. 

Esta actividad de estimulación puede también ser propuesta en el caso de una dieta sensorial, con objetos que comprenden materias y sensaciones adaptadas a las necesidades sensoriales específicas del niño. Podemos así crearle su "menú" en el seno de la cesta sensorial. 

Generalmente hay que acercarse a un profesional ergoterapeuta o psicomotricista con el fin de adaptar un régimen sensorial. Este acompañamiento permite modular de manera óptima el tipo sensorial que hay que proponer, el contexto, la hora y la duración de utilización a partir de observaciones y a partir de deducciones.

Para realizar esta cesta descubrimiento materias y sensaciones, necesitas: 
- Cesta trenzada
kit práctico esponjas sensoriales
- Diferentes tipos de pinceles : pincel balón, plumeros para pintar, pinceles ergonómicos...

Libre de acceso, esta cesta de materias múltiples y sensaciones puedes recogerla en una estantería baja con el fin de que el niño pueda acceder a ella.

La base de esta actividad es la exploración libre: la visión de un párvulo o de un niño con deficiencia visual necesita estimularse. Con estos objetos de contrastes fuertes, el niño va a desarrollar su concentración y se le incita a explorar a través de sus sentidos, tanto a nivel táctil, como auditivo gracias a los diferentes sonidos al tocarlas.

Presenta la niño los objetos que componen la cesta, cogiéndolos, mostrando y tocando uno a uno.  El niño imitará los gestos y descubrirá él solo los elementos. Más tarde, cuando lo haya explorado, puedes nombrar los objetos y sus texturas, y así acompañarlo en sus descubrimientos para trabajar el lenguaje.


Añadir todos los productos de la actividad Añadir todos los productos de la actividad