La caja de la motricidad fina

El desarrollo de la motricidad fina, es decir, la capacidad de realizar movimientos precisos para realizar un gesto voluntario, es esencial para la autonomía diaria!


También es el requisito previo para muchas actividades de aprendizaje para niños pequeños, como la escritura, por supuesto!

Sin embargo, algunos niños encuentran dificultades en el desarrollo de esta habilidad y necesitan entrenar sus habilidades motoras.

Para que puedan hacerlo mientras se divierten, les sugerimos que creen una caja de habilidades motoras en casa o en su oficina si son terapeutas ocupacionales, grafotécnicos, psicomotricistas... una caja de habilidades motoras.

Debemos esta gran idea a la terapeuta ocupacional Josiane Caron Santha que, además de este buen consejo, nos ayudó a entender mejor los componentes de la motricidad fina. En otras palabras, sus diferentes aspectos. Por supuesto, hemos adaptado esta actividad a la manera de los Hop'Toys para permitirle llevar a cabo esta actividad de la manera más simple del mundo usando y desviando los juguetes que puede tener en casa o en la oficina.

¡La idea es bastante simple! En una caja compartimentada, como un tornillo o una caja de té (o, como aquí, en pequeñas cajas de juguetes colocadas en una bandeja o en una caja de almacenamiento grande), tendrá muchos objetos pequeños que le permitirán al niño ejercitar diferentes aspectos de sus habilidades motoras finas.

Pequeños juguetes, pelotas, anillos, tubos, cordones para pasar, arcilla de modelar, cartas... así como varios alicates para cogerlos y manejarlos.

En cuanto a estas herramientas, sólo podemos aconsejarte nuestro famoso Kit de habilidades de motor fino, pero también puedes usar una pinza para pepinillos, una pinza para azúcar (interesante porque te permite hacer otro movimiento), una pinza para tostar, 2 cucharas pequeñas...

No dude en renovar su caja regularmente cambiando sus componentes.

Descubra aquí algunos de los muchos gestos de motricidad fina que su hijo podrá practicar... ¡mientras se divierte!


Aquí hemos juntado 2 cajas de habilidades motoras con juguetes diseñados específicamente para trabajar en las habilidades motoras finas, ¡o no! La idea es, en efecto, recuperar y desviar varios elementos de diferentes juguetes, herramientas de la casa (clips, gomas, pequeñas horquillas para el pelo...) también pueden ser utilizadas, por supuesto.


En todos los casos: un consejo
Para que la actividad sea lo más atractiva posible, no duden en variar los colores, formas y texturas! ¡Es aún más divertido cuando todos los sentidos están involucrados!


Con un par de pinzas, vamos a pescar. El desafío también será elegir el que mejor se adapte al peso y al tamaño del objeto a capturar.

después podemos atrapar una bola o un pompón con las pinzas....

Y luego pondremos suavemente esta bola o borla en el anillo ya colocado en la mesa.

La idea extra: puedes animar un poco la tarea pidiéndole al niño que coja una borla o una bola de un color correspondiente al anillo, cronometrarla para que tenga la mayor cantidad posible en 2 minutos, etc., etc., etc.

Nota: todas estas actividades pueden realizarse con o sin herramientas. Acercarse, agarrar, cargar y soltar voluntariamente son componentes de la motricidad fina que también se pueden trabajar sin herramientas.


¡La plastilina de modelar es un elemento clave para trabajar la motricidad fina! Lo usas para un masaje de palma, lo tomas con ambas manos, con una mano, lo pones en una bola, en un rollo, lo aplanas...

… y encontramos pequeños elementos ocultos (piedras, figuras)
 


Y añadimos personajes divertidos.
 

Otra habilidad clave: ¡enhebrar!
Encajes, hilos de lana. Por supuesto que podemos ofrecer cuentas, pero ¿por qué no variar un poco? Como aquí con cordones y troncos Wigglyworm...


… invitando al niño a pasar el cordón verde. 

Aquí pasamos el palo por los agujeros relajen las hermosas formas de madera.

Otra muy buena manera de ejercitar la destreza: ¡colgar la ropa! ¡Pero a menudo es más divertido en el juego que en la vida real! Especialmente como aquí, con las mini pinzas para la ropa y las cartas que representan la ropa del juego "La ropa para tender".

Aquí también, puedes hacerlo aún más divertido diciéndole al niño qué ropa debe tender.

No olvides poner en tu caja los elementos que te permitirán trabajar las habilidades bimanuales, es decir, los gestos que requieren la acción coordinada de ambas manos. Como aquí con los tornillos del barril del tornillo o las ventosas del Squigz.


Lo mejor es jugar a las marionetas de dedos para hacerlos moverse.



Por último, "lo último pero no lo menos importante", es si queremos que el niño trabaje en otras habilidades además de la motricidad fina, pondremos las letras en una de las cajas. 

Una vez más, no dudes en animar la acción motriz pidiendo al niño que atrape la letra o incluso el fonema que falta en una palabra, o retarlo a inventar una palabra lo más rápido posible, etc.

Hay 1001 maneras de construir y divertirse con una caja de motricidad fina! ¡Envíanos tus fotos o sugerencias!

¡Deseamos a todos los deditos mucha diversión!


Añadir todos los productos de la actividad Añadir todos los productos de la actividad