¡Los indispensables en el estuche del niño dispráxico!

La dispraxia es la dificultad que reside en los gestos aprendidos y orientados con un fin. Los trastornos motores de un niño dispráxico hacen que parezca torpe, con dificultad para la  manipulación de objetos, el aprendizaje de la escritura y la utilización del material escolares. Para ayudarle en clase, existen herramientas ergonómicas para facilitar el día a día.